lunes, 22 de mayo de 2017

El Papa Francisco abre nuevos horizontes en la comunicación interna de la Iglesia

  • CEU Ediciones presenta el libro “Iglesia y comunicación en España. Apuntes para un tiempo de cambio”
En la reflexión sobre las relaciones Iglesia y comunicación es preciso señalar que estamos ante una época de cambio, no solo marcada por las aportaciones tecnológicas que ha conllevado la digitalización de los procesos de creación y difusión, sino especialmente por la figura del Papa Francisco, que ha abierto nuevos horizontes y posibilidades tanto en los procesos de presencia pública como en la comunicación interna de la Iglesia.

En este escenario, el libro Iglesia y comunicación en España. Apuntes para un tiempo de cambio, coordinado por Juan Cantavella y José Francisco Serrano, recoge las aportaciones de un grupo destacado y heterogéneo de reconocidas firmas del periodismo y la información religiosa con el objeto de verificar y confrontar esa esencial característica de la Iglesia que es comunicar.

El libro se presentará el viernes 26 de mayo, a las 18:30h, en el espacio UNE de la Librería del BOE de Madrid (C/ Trafalgar, 27; metro Quevedo). Intervendrán: Mons. Ginés García Beltrán, Obispo de Guadix, Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Consiliario nacional de la Asociación Católica de Propagandistas; José Beltrán, director del semanario “Vida Nueva”; el autor Francisco Serrano Oceja; y el editor Pablo Velasco Quintana.

lunes, 8 de mayo de 2017

Disponibles los últimos números de Unelibros y Unerevistas





El último número de la revista Unelibros ya está disponible en Internet desde la plataforma ISSUU, donde puede consultarse en formato flash, y desde la propia web de la asociación, en formato pdf. Los 4.000 ejemplares de la edición impresa se distribuyen entre la comunidad universitaria, librerías y profesionales del libro.

La revista ofrece información sobre cuatrocientas novedades destacadas de los últimos seis meses, publicadas por las editoriales universitarias, así como información de actualidad sobre el sector. En este sentido, Unelibros en su número de primavera informa sobre los datos del estudio “Las editoriales universitarias en cifras”, que revelan que la UNE se ha convertido en el primer grupo de edición académica de España, y se hace eco también de la primera convocatoria del sello de calidad para colecciones científicas CEA-APQ, promovido por UNE y avalado por ANECA y FECYT.

Además, el investigador Ignasi Labastida escribe un profundo artículo sobre la implementación del acceso abierto en la ciencia, quince años después del manifiesto Budapest, y Ana Isabel González detalla sus objetivos para los dos próximos años al frente de la UNE.

Unerevistas Nº 14
Junto al número 34 de Unelibros, está disponible también Unerevistas, suplemento que recoge los títulos de 150 revistas científicas publicadas por las editoriales universitarias en los últimos seis meses. Se publica solo en formato digital y se puede consultar y compartir también en la plataforma ISSUU (formato flash) y en la web de la UNE (formato pdf).

viernes, 5 de mayo de 2017

Ferran Lalueza: “Los medios de comunicación tradicionales y las redes sociales están condenados a entenderse”


Presentación del libro "Profesionales de la información y la comunicación"
  • Coordinador del libro “Profesionales de la información y de la comunicación. Lo que hacemos y lo que haremos”, publicado por Editorial UOC

Crear, informar, entretener, educar, reconfigurar el sector audovisual, documentar, impulsar el activismo, gestionar los social media, gestionar las marcas, gestionar datos, conectar, emocionar y gestionar información. Es lo que hacen los profesionales de la información y la comunicación en el siglo xxi. Pero, por encima de todo, evolucionan. Evolucionan vertiginosamente para adaptarse al cambio, y también para propiciarlo. Para transferir a la sociedad el conocimiento adquirido sobre esta realidad cambiante, en 2011 el profesorado de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC puso en marcha la revista divulgativa COMeIN (comein.uoc.edu). Este libro recopila 55 de los artículos publicados en la revista durante sus primeros cinco años de vida.



P. Bajo el término profesional de la información y de la comunicación se agrupan varios perfiles diferentes. Hasta hace unos años, la identificación de cada uno de ellos era más o menos nítida. ¿Lo sigue siendo en el momento actual?

R. En la actualidad, los perfiles profesionales del ámbito de la información y de la comunicación tienden a superponerse más que a contraponerse. La hibridación es una constante. Fenómenos como el brand journalism, el advergaming, el embedded librarianship, el branded content, el design thinking, el film research o el comic journalism evidencian la frecuencia con la que dinamitamos fronteras disciplinares.



P. ¿Cómo podrían evolucionar estos perfiles en el futuro? ¿Se tiende a la separación de estas figuras o a su fusión?

R. Nuestro ámbito evoluciona de un modo tan vertiginoso que cualquier intento de hacer pronósticos sólidos y rigurosos conlleva cierta temeridad. Probablemente, algunos de los perfiles profesionales que dentro de una década estarán más consolidados no existen aún a día de hoy. Con todo, la fusión se nos muestra como una tendencia irreversible. El futuro es la hibridación de perfiles. Un ejemplo: expertos en estadística y gestión de información que a la vez sean capaces de dominar las herramientas de visualización de datos.



P. Muchos profesionales de la información se echan las manos a la cabeza cuando analizan la transformación de la profesión en los últimos tiempos. ¿Está justificado este temor?

R. En nuestras disciplinas, durante los últimos tres lustros se han producido cambios mucho más profundos que los registrados en los cincuenta años previos. Cierto vértigo es pues inevitable, algo así como la sensación de montar un potro salvaje. El temor aparece cuando renunciamos a montarlo y nos quedamos quietos ante él, porque entonces lo más probable es que recibamos una coz que nos expulse del recinto. Debemos asumir que, si no nos adaptamos permanentemente al cambio, estaremos fuera de la profesión más pronto que tarde.



P. ¿Qué son? ¿Competencia?, ¿aliados?, ¿nuevos perfiles?

R. Son, o al menos pueden ser, las tres cosas a la vez: competidores, aliados y desde luego nuevos perfiles. Sin embargo, aun siendo figuras relativamente nuevas, ya han experimentado una evolución muy profunda. Empezaron como meros hobbies y, de hecho, uno de sus principales rasgos definitorios era la no-profesionalización. Hoy, en cambio, los más conocidos son precisamente los que han convertido esta actividad en una profesión, en ocasiones muy lucrativa. En cualquier caso, está claro que todos ellos han venido para quedarse, de modo que lo más inteligente es intentar que ciertamente se conviertan en aliados en lugar de querer combatirlos y competir con ellos desde los perfiles más tradicionales.



P. ¿Qué aportan todos estos nuevos al ejercicio de la información y la comunicación como actividad profesional?

R. Por una parte, aportan un muy necesario aire fresco y una radical democratización de las herramientas comunicativas. El reverso de la moneda es que, junto con los influencers más modélicamente responsables y consecuentes, también hallamos una representativa muestra de lo peor de cada casa. Cabe esperar que el paso del tiempo coloque a cada uno en su lugar.



P. ¿Cómo contempla la universidad el surgimiento de todos estos nuevos perfiles profesionales?

R. Con fascinación porque, para quienes nos dedicamos a investigar este ámbito, constituyen un objeto de estudio apasionante e inagotable. También los contemplamos como un reto porque, aunque son perfiles emergentes, ya estamos formando a los profesionales que van a necesitar interactuar con estos influencers de nuevo cuño. Y desde luego los contemplamos con suma atención porque están transformando a pasos agigantados el ecosistema comunicativo y dinamitando buena parte de los apriorismos asumidos hasta ahora.



P. ¿Son las redes sociales los nuevos medios de comunicación?

R. Las redes sociales no nacieron con la vocación de convertirse en medios de comunicación, sino más bien con la voluntad de ser plataformas relacionales que propiciaran la interacción virtual entre una persona y su círculo de contactos. A día de hoy, no obstante, los estudios disponibles evidencian que porcentajes cada vez más amplios de la población consideran a las redes sociales su principal fuente de información. Esta constatación conlleva de forma indisociable la necesidad de que los gestores de redes sociales asuman determinadas responsabilidades que hasta ahora más bien han intentado esquivar, como por ejemplo evitar la libre circulación de noticias rigurosamente falsas.



P. ¿Cómo podría evolucionar la relación entre los medios de comunicación tradicionales y las redes sociales en los próximos años?

R. Están condenados a entenderse, tal como demuestra el hecho de que se retroalimentan constantemente. Tras el shock inicial, acabarán aprendiendo que el futuro no pasa por competir sino por complementarse.



P. ¿Cómo está afectando el boom de las redes sociales a las funciones (informar, formar y entretener) que los medios de comunicación tradicionales venían ejerciendo hasta hace unos años?

R. Buena parte de los medios de comunicación tradicionales desertaron hace tiempo del ejercicio de la función formativa. Como reacción instintiva al auge de las redes sociales, ahora hay medios que se están relajando también en el cumplimiento de la función informativa en beneficio del mero entretenimiento. El fenómeno del clickbait (noticias que sirven esencialmente como anzuelo de clics) así lo demuestra. Una vez superada esta fiebre tactista, cabe esperar un contundente retorno de los medios tradicionales a las áreas que les brindan su mejor ventaja competitiva y les aportan su mayor legitimidad social: las de la formación accesible y la información rigurosa.



P. ¿Dejarán de ser patrimonio de los medios?

R. No, no dejarán de ser patrimonio de los medios, por lo menos no de los medios que sobrevivan a la criba de la actual crisis de modelo de negocio. En cambio, lo que ya no son ni volverán a ser jamás es monopolio de los medios.



P. ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de que esto ocurra?

R. Las ventajas son claras: más diversidad de voces, mayor democratización comunicativa y menos opciones para el control autoritario. Los inconvenientes, con todo, no dejan de ser preocupantes: perdida del rigor y la profesionalidad como valores deseables, espaldarazo a movimientos populistas y demagógicos, y saturación informativa. Que pesen más las unas que los otros depende de cada uno de nosotros. Por eso el momento resulta tan apasionante para los que nos dedicamos a esto.



Pie de foto: El libro se presentó anoche en el espacio UNE de la Librería Documenta de Barcelona. Intervinieron: Jordi Sánchez-Navarro, director de los estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación UOC; Pere Portabella, productor y director de cine, político y escritor; y Ferran Lalueza, coordinador de la obra.




miércoles, 3 de mayo de 2017

Borja Lasheras: “Bosnia camina malamente hacia una UE en crisis que no sabemos si le abrirá la puerta''

El libro se presentó anoche en el espacio UNE de la Librería Documenta de Barcelona.
Intervinieron: Pere Vilanova, catedrático de Ciencia Política de la Universitat de Barcelona; y el autor.

  • Autor del libro “Bosnia en el limbo. Testimonios desde el río Drina”, publicado por Editorial UOC

Este libro es un testimonio de la Bosnia rural del valle del río Drina, que sufrió el grueso de la limpieza étnica en los 90. Partiendo de esa región aislada, de problemas inconclusos, desplazados y víctimas, y también de mujeres luchadoras y su coexistencia, es un retrato de la Bosnia moderna con su crisis social, sus activistas, su submundo alternativo y sus diplomáticos. Un país de primaveras fallidas y líderes que siguen mal gobernando sin que esa Europa hacia la que teóricamente avanza parezca poder cambiar las cosas.

P. ¿Por qué ha elegido la Bosnia rural como punto de partida para su libro?

R. Por una parte, porque es donde pasé dos años de mi vida, a principios de esta década, trabajando en el terreno en el valle del río Drina, una región al este del país, en la frontera con Serbia y Montenegro. Es una zona aislada, pero extensa, con poblaciones apartadas en valles remotos y mal comunicados a los que a menudo solo se puede acceder con 4x4. Quería por tanto contar mi experiencia y sobre todo las historias de las personas que conocí. Por otra parte, Bosnia sigue siendo un país eminentemente rural. Entender el contexto político y social en esos valles, algunos en fase de despoblación, y los problemas no resueltos tras la guerra, es importante para entender hoy el país en sí.

P. ¿Qué diferencia a la Bosnia rural de la Bosnia urbana, política o administrativa?
R. Bosnia es un país que, aunque con los ritmos y circunstancias de otros países de los Balcanes, está también expuesta a los procesos de transformación de nuestros tiempos: las tensiones sociales, el auge de la tecnología, etc. Pero en algunos ámbitos rurales se preservan ciertas costumbres culturales y sociales, a menudo ligadas al mundo agrícola, factores religiosos o familiares, que suelen enlazar con etapas anteriores del país. Por otra parte, la mayor parte de la gente joven vive lógicamente en ciudades como Sarajevo o Banja Luka, y eso se nota.

P. ¿Cómo es la Bosnia moderna?

R. Como sostengo en el libro, en cierta medida es un país en limbo: ni está exactamente en los 90, aunque el pasado y sobre todo la política de la guerra y el abuso de la memoria marcan el día a día, ni está tampoco exactamente en la misma fase que otros países europeos en el siglo XXI, aunque sí vive dinámicas propias de la globalización moderna y la era digital. Camina malamente hacia una UE en crisis que no sabemos si le abrirá la puerta de verdad, y a la vez regresan con fuerza algunas lógicas del pasado, mientras siguen mandando las élites cleptocráticas de siempre.

P. ¿Cuáles son los intereses de la nueva sociedad?
R. Esta es una pregunta demasiada amplia, entre otras cosas porque es una sociedad en gran medida segregada, con lo que hablar de intereses en su conjunto es problemático. Diría que la mayor parte de los bosnios buscan y se conforman con vivir al día a día, en unas circunstancias a menudo difíciles, sin pensar mucho en el futuro.

P. ¿Cómo vive la nueva sociedad las consecuencias de la guerra?

R. Pues depende, la verdad. Muchos bosnios, entre ellos muchos jóvenes, no tienen interés en mirar mucho al pasado y prefieren vivir al día a día, o les interesan más otras cuestiones políticas. Hay una actitud muy extendida, bilo, pa proslo: el pasado, pasado es. También hay jóvenes, de cualquier grupo nacional, que tienen una visión muy sectaria sobre la guerra, en parte por la educación y en parte por lo que viven cada día, con lo que el nacionalismo y la xenofobia están muy presentes. Otros grupos sociales, políticos y, a veces, religiosos, viven permanentemente en la lógica de la guerra y el genocidio, condicionando el país. Unos bosnios quieren olvidar, a veces demasiado, y otros no quieren olvidar nada. No ha avanzado mucho la reconciliación, aunque hay intentos.

P. ¿Qué cuestiones diría usted que se han superado en este tiempo?

R. Si se refiere a cuestiones sobre la guerra, no gran parte, por la política destructiva que he descrito. Pero también es verdad que, a pesar de todo ello, muchos bosnios buscan la normalidad y salir adelante, con lo que ves atisbos de normalidad, a menudo dependientes de amnesia y olvido, junto con muchas tensiones, en parte lógicas, en parte manipuladas e interesadas.

P. ¿Cuáles aún siguen pendientes?

R. Sentar las bases de una memoria mínimamente compartida sobre el pasado y avanzar hacia una cierta reconciliación, si es que eso es posible hoy, pues no han transcurrido tantos años. Por otra parte, la educación segregada y la hegemonía de discursos nacionalistas radicales y el revisionismo histórico contribuyen a impedirlo.

P. Usted habla de vacío y olvido en su libro. ¿Cuáles serían esos olvidos y quiénes serían los responsables?
R. En el libro hablo principalmente de dos formas de olvido. Uno es el silencio impuesto en algunas poblaciones que conocí, tras la limpieza étnica, hoy de mayoría serbia. Consiste en no hacer ningún tipo de reconocimiento sobre crímenes muy graves, como violaciones sistemáticas o matanzas, a menudo cometidos por locales. A ello, a menudo se unen la negación de tales crímenes y el revisionismo, con lo que el resultado es una especie de amnesia corrompida, no realmente olvido; de silencio y ruido cacofónico. Otra forma es un silencio voluntario, no excepcional en sociedades saliendo de tales traumas, que se traduce en que mucha gente prefiere no hablar mucho del pasado y su sufrimiento en él, aunque, en algunas condiciones, están dispuestas a hacerlo.

P. ¿Cuáles son los principales desafíos del país? ¿Y los peligros?

R. Hay de todo tipo y la respuesta requeriría una entrevista aparte. De algunos ya he hablado en otras preguntas. Añadiría uno fundamental: atender a la crisis social. Bosnia es un país del que mucha gente emigra ante la falta de perspectivas, a menudo los mismos que podrían ayudar a cambiar cosas y avanzar hacia una democracia normal. Es un país que depende enormemente de asistencia internacional, que a menudo permite la subsistencia del mismo sistema oligárquico y clientelista que impide el progreso y que vive de la política de tensiones nacionalistas. Pero también existe otro desafío clave, relacionado: que muchos bosnios superen su apatía y pasividad política, si realmente quieren algo mejor. Por no hablar de que, en efecto, el país se rompa en los años próximos con la independencia de la Republika Sprska, con consecuencias imprevisibles, la verdad.

jueves, 27 de abril de 2017

Editorial UOC presenta el libro “Profesionales de la información y de la comunicación. Lo que hacemos y lo que haremos”


  • El jueves 4 de mayo, a las 19:15h, en el espacio UNE de la Librería Documenta de Barcelona
Crear, informar, entretener, educar, reconfigurar el sector audiovisual, documentar, impulsar el activismo, gestionar los social media, gestionar las marcas, gestionar datos, conectar, emocionar y gestionar información. Es lo que hacen los profesionales de la información y la comunicación en el siglo XXI. Pero, por encima de todo, evolucionan. Evolucionan vertiginosamente para adaptarse al cambio, y también para propiciarlo. Para transferir a la sociedad el conocimiento adquirido sobre esta realidad cambiante, en 2011 el profesorado de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC puso en marcha la revista divulgativa COMeIN (comein.uoc.edu ). Este libro recopila 55 de los artículos publicados en dicha publicación durante sus primeros cinco años de vida.

Coordinador

Ferran Lalueza, director de COMeIN (Revista de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación) y coordinador de esta obra, es profesor de comunicación corporativa en la UOC, y especialista en comunicación de crisis y social media.

El libro se presentará el jueves 4 de mayo, a las 19:15h, en el espacio UNE de la Librería Documenta de Barcelona (Calle Pau Claris, 144; metro/Renfe Paseo de Gracia). Intervendrán: Jordi Sánchez-Navarro, director de los estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación UOC; Pere Portabella, productor y director de cine, político y escritor; y Ferran Lalueza, coordinador de la obra.

miércoles, 26 de abril de 2017

“La igualdad no está en la agenda de las autoridades educativas”

El libro se presentó anoche en el espacio UNE de la Librería del BOE de Madrid. Intervinieron (de izqda. a dcha.): las autoras Marian Moreno, Kika Fumero y Carmen Ruiz Repullo, además del editor de la Universitat de les Illes Balears, Joan Vives.
Prevenir las violencias machistas en las aulas es imprescindible para trabajar por un mundo justo e igualitario. La igualdad sigue siendo llevada a las aulas de manera voluntaria por una parte del profesorado que se esfuerza por un cambio con perspectiva de género que nos permita que en el proceso de enseñanza-aprendizaje se dé cabida a la visibilización de la labor de las mujeres, a la desmitificación del amor romántico, a las relaciones en igualdad, al respeto a la diversidad en cuanto a identidades y orientaciones sexuales, etc.

Para ello, para llevar el feminismo y la diversidad a las aulas, el profesorado puede encontrar en este libro la ayuda necesaria. Un trabajo que parte de la teoría para aterrizar en la práctica cotidiana con estrategias y recursos concretos que hablan del aula del siglo XXI, de la adolescencia y la infancia de hoy en día, de las relaciones tal y como las queremos en el futuro. Un libro, en resumen, que parte de la realidad para llegar a cambiarla.

P. Ustedes hablan de “violencias machistas”. ¿Por qué el plural?
R. Hablamos en plural porque las violencias que se desprenden del machismo son varias: violencia simbólica, violencia física, violencia psicológica, violencia lgbtifóbica, etc. Por eso, por ser plural, las estrategias para prevenirla también deben ser plurales.

P. ¿Cuáles serían estas violencias machistas que aún permanecen en la escuela o han llegado de nuevo cuño?

R. Las violencias machistas no son de nuevo cuño, como mucho son nuevas las formas de extenderla (redes sociales, etc), pero son las de siempre: minusvaloración de las mujeres y de las personas lgbti, violencia explícita, cosificación de las mujeres e invisibilización de las mismas.

P. ¿Cuál es el punto de partida del alumnado hoy respecto a este tema? ¿Con qué ideas llegan los chicos y chicas a las aulas?

R. Es indudable que hoy en día hay más información, pero también es cierto que algunas veces llegan con ideas distorsionadas de lo que es la igualdad y el machismo impera en sus ideas y en sus formas de relacionarse. Los medios de comunicación y de ocio, como los videojuegos no ayudan a la igualdad.

P. ¿Dirían que ha evolucionado en los últimos años?

R. Diríamos que, en parte del alumnado, se va notando el gran esfuerzo por coeducar que han hecho muchas personas docentes, pero que todavía es muy largo el camino que nos queda. Ahora nos enfrentamos a nuevas realidades como el uso de las redes sociales y debemos afrontar la educación para la igualdad con nuevas estrategias.

P. ¿Cuáles son las principales dificultades con las que se encuentra la escuela a la hora de trabajar por la igualdad?

R. Una de las mayores dificultades es la falta de formación del profesorado en el tema y, también, el poco apoyo de las autoridades educativas para que la coeducación se haga de manera sistemática y global en los centros educativos. No es una prioridad, se sigue dejando en manos de profesorado voluntario.

P. ¿Qué grado de compromiso existe por parte de los poderes públicos?
R. Podríamos decir que el compromiso es muy bajo puesto que sigue dejándose en manos de profesorado voluntario, no se prioriza, no se facilita la formación del profesorado en general, no es tema que esté en la agenda de las autoridades educativas.

P. ¿Cómo están afrontando los profesores en la actualidad esta cuestión a la hora de educar en las aulas?

R. Pues de una forma voluntaria, con mucho esfuerzo personal para formarse fuera de su horario de trabajo, pero también con muchas ganas porque el profesorado que empieza a educar en igualdad ya no vuelve atrás, por lo tanto solo nos queda seguir hacia delante.

P. ¿Y los padres?
R. Las familias no son ovnis, están inmersas en la misma cultura patriarcal que el resto de la sociedad, por lo tanto, encontramos la misma variedad que en la calle. Lo que está claro es que las familias, por lo general, responden perfectamente cuando se les plantea el tema de la igualdad en las aulas.

P. En ocasiones se tiene la sensación de que la violencia de género ha aumentado en los últimos años, también entre los adolescentes. ¿Es correcta esta percepción? ¿A qué es debido?

R. No podemos hablar de un aumento puesto que no tenemos referencias estadísticas de otros tiempos, pero lo que sí es claro es que actualmente es más visible y eso es positivo porque se ha convertido en un grave problema social que es necesario atajar y prevenir. La juventud de hoy está expuesta a más estímulos de todo tipo y hay que prevenir los casos de violencia de género.

P. ¿Los resultados de la educación en la igualdad en la escuela son o pueden ser visibles a corto plazo? ¿Cuál es su experiencia?

R. Algunas de las cuestiones que tratamos sí que son visibles a corto plazo, puesto que van directamente relacionadas con el modo como nos relacionamos con las otras personas. Otras cuestiones son a largo plazo porque tienen que ver con cómo nos construimos como hombres y como mujeres. Hay de todo.

P. ¿Qué aporta este libro a uno de los grandes retos de nuestro sistema educativo?
R. Este libro es un manual en el que encontrar formas de trabajar en el aula y en el centro educativo, tanto para desaprender la desigualdad como para aprender la igualdad, así como para prevenir la violencia de género en adolescentes y, muy importante, prevenir la lgbtifobia que encontramos en nuestros centros.

martes, 25 de abril de 2017

La edición universitaria española participa en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires 2017 con 36 sellos y más de 600 títulos

Imagen del stand de la UNE en una de las
pasadas ediciones de la Feria del Libro de Buenos Aires

  • El encuentro se celebra del 27 de abril al 15 de mayo

Bajo el pabellón de la Unión de Editoriales Universitarias Españolas (UNE), treinta y seis editoriales de universidades y centros de investigación acuden a la 43ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, que se celebrará del 27 de abril al 15 de mayo, con una muestra que supera los 600 títulos que abarcan las más diversas áreas de conocimiento y temáticas: política, historia, filosofía, derecho, poesía, cine, arte, música, comunicación, medio ambiente, astrología, turismo y educación, entre otras.

Las treinta y seis editoriales que han confirmado su participación en la muestra son las de las universidades de Alcalá, Almería, Autónoma de Madrid, Barcelona, Cádiz, Cantabria, Castilla-La Mancha, Complutense de Madrid, Córdoba, Francisco de Vitoria, Granada, Jaén, Las Palmas de Gran Canaria, León, Málaga, Murcia, Navarra, Oberta de Cataluña, Oviedo, País Vasco, Pontificia Comillas, Pontificia de Salamanca, Pública de Navarra, Rovira i Virgili, Fundación Universitaria San Pablo CEU, Santiago de Compostela, Sevilla, Valladolid y Zaragoza; además de las de los centros de investigación Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado, Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Consello da Cultura Galega, Diputación Provincial de Sevilla y Patronato de la Alhambra y Generalife.

Estos más de 600 títulos podrán consultarse y, en su caso, adquirirse en el stand de la UNE (nº 410, Pabellón Azul), que estará asistido por el distribuidor argentino Jorge Waldhuter, quien ha mostrado su confianza en que la oferta editorial universitaria española despierte el interés de los profesionales, distribuidores, libreros, bibliotecarios, docentes y del público general, como viene ocurriendo en las últimas ediciones. “A pesar de cierta retracción en el comercio de libros, nuestras expectativas son favorables”, ha subrayado Waldhuter.

Los libros que no se vendan en la muestra se incorporarán a la exposición permanente que la UNE tiene en Buenos Aires, concretamente en Waldhuter La Librería (Avenida Santa Fe, 1685) que cuenta en la actualidad con un amplio fondo de títulos, editados por los campus españoles. El distribuidor argentino garantiza, además, la presencia de los libros universitarios españoles en numerosas jornadas, exposiciones y en las principales ferias del país a lo largo de todo el año.


Pie de foto: Imagen del stand de la UNE en una de las pasadas ediciones de la Feria del Libro de Buenos Aires.