jueves, 15 de junio de 2017

Alberto Requena: “Reconocemos una vida singular, ejemplar y digna de ser considerada como referencia”


  • Autor del libro ‘’De re Raimundo. La cocina de la región de Murcia’’, publicado por la Universidad de Murcia

Este libro deja constancia de la aportación a la gastronomía regional y global del que fue durante muchos años propietario y chef del restaurante más acreditado de la Región de Murcia, reconocido a nivel nacional e internacional, Raimundo González Frutos.


P. ¿Cómo y por qué surge la idea de escribir este libro?

R. Surge del convencimiento de algunos de que no se había reconocido debidamente la contribución de Raimundo al acervo regional. El Rincón de Pepe fue emblemático en el siglo XX, de la mano de Raimundo González Frutos, pero se olvidó en gran medida, aunque el Rincón permanece hoy día, pero no gestionado por él.


P. ¿Qué valor le otorga a la obra el que sea publicada por la editorial de la universidad?

R. El que sea la editorial de la Universidad supone que es un reconocimiento, también universitario, académico, a uno de sus Doctores Honoris Causa, por tanto acreditado por haber efectuado contribuciones que tienen valoración académica positiva. Las cocinas del Rincón han sido una auténtica Universidad coquinaria en la que se han formado decenas, si no centenas de cocineros y empresarios culinarios que hoy regentan establecimientos en muchos lugares de la Región, de España y en el extranjero. La sensibilidad de la Universidad de Murcia, su Rector y sus servicios, como el de Publicaciones, confirma esta apreciación.


P. El libro no es solo un libro de recetas. ¿Qué se ha buscado transmitir?

R. El contenido del libro aborda tres facetas concomitantes: personal, regional y profesional. Describe, incluso desde la intimidad, escenas de la vida de Raimundo desde los comienzos de su vocación por la cocina. Su proyecto vital, que fue el Rincón de Pepe, plasmó una concreción de alcance regional, donde se configuró la cocina de la Región de Murcia, anteriormente dispersa y localizada. El arte culinario de Raimundo dio carácter a esa sabiduría que guardaban las mujeres, principalmente, en cualquier rincón de la Región y Raimundo supo darle el toque y armonizar para que emergiera una cocina de mar, huerta y tierra interior, como perfilara Alvaro Cunqueiro cuando valoraba la Región de Murcia. Desde las raíces profesionales de Raimundo se fue perfilando la que hoy es mundialmente conocida, referenciada y respetada como una de las cocinas clave de la geografía nacional.


P. Podría decirse que tiene distintos tipos de lectura. ¿Cómo debería acercarse a estas páginas el lector común?

R. El lector tiene a su alcance los elementos clave de este devenir de la cocina regional murciana. No se trata solo de alimentarse, sino de hacerlo de forma saludable, con respeto a los productos y a su calidad, por tanto, realzando la excelencia de los mismos, lo que requiere un respeto especial por todos ellos y un cuidado y esmero desde la tecnología que se emplea y la forma de hacerlo. Por otro lado, se aportan las recetas con todo lujo de detalles. Su confección se ha llevado a cabo durante la elaboración del libro, por parte de un excelente cocinero, Tomás Ecija, y los platos han sido fotografiados por Angel López de forma excelente, con lo que se evidencia que es cocina contemporánea, de la que se puede disfrutar con la factura propia, en los hogares, con los productos de mercado que se ofertan. Nada hay oculto, nada hay que suponer, solo hay que seguir las indicaciones. Eso sí, la creatividad está al alcance de cualquier mejora. Lo puede intentar todo el mundo, dado que es realizable. Raimundo da indicaciones y prevenciones cuando son oportunas. Es la sabiduría que destila gotas de buen hacer en forma de recomendaciones.


P. ¿Y el estudiante?

R. El estudiante puede también, además de conocer más y mejor la cocina regional murciana, lograr ese “saber hacer” que la vida impone en ciertos momentos para satisfacer necesidades. Es una cocina al alcance de todos, que se puede realizar, que se puede disfrutar y, desde luego, con la garantía de que se trata de ingesta saludable que, además, se puede disfrutar. Las recetas son abordables y para el estudiante del área aportan un conocimiento culinario organizado, riguroso y exhaustivo de lo que Raimundo aportó al mundo gastronómico mundial.


P. ¿Y el profesional?

R. La vida profesional de Raimundo fue un auténtico ejemplo de entrega y decidido ejercicio profesional. Nada se interpuso en su camino que no lograra superar. La audacia con la que soslaya inconvenientes, el trabajo que supone poner en pie una empresa como el Rincón de Pepe y la excelencia lograda en su discurrir por la vida, suponen una auténtica entrega por aportar algo más de felicidad a los demás. No solamente se ha tratado, como en otros casos, de una actividad profesional limitada a los intereses económicos como único leiv motiv. Raimundo ha ejercido de persona con sensibilidad en la esfera profesional que trataba con personas, cuyos clientes debieran convertirse en amigos, que debieran ansiar repetir, volviendo al Rincón. Y en el ámbito laboral, un auténtico ejemplo de empresario para el que las personas que formaron parte de su proyecto vital estuvieran en el frontispicio del proyecto: antes que cualquier cosa, situaba a su gente. Y así fue hasta el final del proyecto. Impecable.


P. ¿Y el académico?

R. Representa en este ámbito una referencia de una persona que logró hacer grande a esta Región. Fue un grande de la cocina. Reconocido, con multitud de premios, distinciones y referencias, locales, regionales, nacionales e internacionales. Pero, además, evidenció cómo, sin formar parte de la estructura docente oficial, se puede ejercer la docencia de excelencia. No solamente fueron clientes los universitarios en las múltiples versiones de celebración de Tesis, tribunales, congresos, etc., de los que los universitarios hablan excelencias por haber encontrado a un Raimundo capaz de asistirles en todo tiempo y lugar. La cocina de Raimundo fue foco de docencia teórica y práctica para excelentes profesionales, hoy dispersos por toda la geografía nacional y regional. Son cualidades que le catapultaron al Doctorado Honoris Causa con el que se reconocieron tales méritos.


P. ¿Qué va a significar la publicación y difusión de esta obra en la gastronomía de Murcia?

R. Que se conozca a Raimundo, a su proyecto el Rincón de Pepe y que se saboreen las razones por las que la cocina regional murciana ha sido grande y Raimundo un gigante de la gastronomía. Sin duda aportará algo en la dirección de querer y apreciar más las fantásticas excelencias de la gastronomía por la que nos envidia tanta gente.


P. ¿Y en la gastronomía de fuera de la región?

R. Es conocido por los murcianos que te encuentres conde te encuentres, cuando surge que eres de Murcia, hay una elevadísima probabilidad de que te pregunten por el Rincón de Pepe. Hace muchos años que no lo regenta, pero todo el mundo lo mantiene en el recuerdo. En pleno vigor, se desplazaban a propósito para disfrutar de “sus hechos”. Incluso desde el extranjero. Cuando tuvo lugar la ceremonia de nombramiento como Doctor Honoris Causa, recibimos una nota de un matrimonio, que vivía “en el mundo” y estuvieran doquiera que fuese, todos los años volvían al Rincón a celebrar su aniversario. Anécdotas de este tipo las hay a cientos. El reconocimiento es universal. Fue uno de los grandes.


P. ¿Hay algún ingrediente oculto en la elaboración de esta obra?


R. Todo es tan transparente como lo que se da a conocer en ella. Los secretos en la cocina están todos desvelados. Los secretos en la confección del libro, también. Finalmente, los secretos de la edición cierran el ciclo. Reconocemos una vida singular, personalmente ejemplar, regionalmente definitoria y profesionalmente digna de ser considerada como referencia. Una gran persona requiere un reconocimiento grande, como lo que supone este libro. Así es y así lo cuento.


El libro se presentó el 5 de junio en el espacio UNE de la Librería del BOE de Madrid. Intervinieron: el chef Raimundo González; Alberto Requena, autor y coordinador del libro y vicepresidente de la Academia de Gastronomía de la Región de Murcia; José Orihuela, Rector de la Universidad de Murcia; y Carmen Sánchez Manzanares, coordinadora del Servicio de Publicaciones de la UMU.

martes, 13 de junio de 2017

Las editoriales universitarias españolas incrementan sus ventas un 10% en la Feria del Libro de Madrid

Imágenes de la firma de ejemplares del chef Raimundo González Frutos en la caseta de la UNE
Imágenes de la firma de ejemplares del chef Raimundo González Frutos 
en la caseta de la UNE


Las editoriales universitarias españolas han aumentado sus ventas un 10% con respecto a las realizadas en 2016, durante la Feria del Libro de Madrid. Estos resultados consolidan el incremento de ventas que vienen experimentando los sellos de las universidades españolas en esta cita durante los últimos años. El más espectacular fue sin duda el obtenido en la pasada edición, que incrementó en un 49% el del año 2015, pero la caseta de la UNE ya venía experimentando un incremento progresivo también con anterioridad (8% en 2014, 5% en 2013 y 18% en 2012).

El notable incremento producido en las dos últimas ediciones se debe, según fuentes de la Unión de Editoriales Universitarias Españolas, a la nueva estrategia que los sellos universitarios vienen desarrollando en los últimos años, dirigida a ampliar mercado y lectores tanto dentro como fuera de la comunidad universitaria. En concreto, la caseta de la UNE ha acogido durante estos quince días una variada programación de firma de ejemplares que ha atraído a lectores interesados en temáticas muy distintas y permitido una mayor visualización de la oferta editorial del conjunto de la universidad española.

Los libros más vendidos han sido los siguientes:



1º. Don Giovanni, de W.A. Mozart. Mito sensual y Aura Sacra. (CEU Ediciones)



2º. Componiendo Tristán e Isolda. 150 Aniversario del estreno de la Ópera de Richard Wagner(CEU Ediciones)



3º. Almada Negreiros (Universidad Autónoma de Madr
id). Ver resumen y cubierta



4º. De re Raimundo. La cocina de la Región de Murcia (Editum)



5º. La ópera como teatro cantado: Del libreto al drama musical (CEU Ediciones)



6º. Las Barbas del Profeta (Universidad de Alcalá)

Lo que hacen los mejores profesores universitarios (Universitat de València)



7º. Guía gráfica de Atapuerca (Universidad de Burgos)

Matemáticas: placer, poder, a veces dolor: una mirada crítica sobre la matemática y su enseñanza (Universidad Autónoma de Madrid)

Santiago Ramón y Cajal (Universitat de València)



8º. Breve Historia de Cataluña (Universidad Autónoma de Barcelona)



Las cuarenta y seis editoriales que han participado en esta edición han sido las de las universidades de Alcalá, Almería, Autónoma de Barcelona, Autónoma de Madrid, Barcelona, Burgos, Cádiz, Cantabria, Castilla-La Mancha, Fundación Universitaria San Pablo CEU, Complutense de Madrid, Coruña, Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), Europea Miguel de Cervantes, Extremadura, Francisco de Vitoria, Granada, Illes Balears, Internacional de La Rioja, Jaén, Jaume I, La Laguna, Las Palmas de Gran Canaria, León, Lleida, Málaga, Murcia, UNED, Navarra, Oberta de Catalunya, Oviedo, País Vasco, Pontificia Comillas, Pontificia de Salamanca, Rovira i Virgili, Salamanca, Santiago de Compostela, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza; además de las de los centros de investigación Acadèmia Valenciana de la Llengua, Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado, Diputación Provincial de Sevilla, Fundación San Millán de la Cogolla e Institució Alfons el Magnànim.



Pie de foto: Imágenes de la firma de ejemplares del chef Raimundo González Frutos en la caseta de la UNE.

viernes, 2 de junio de 2017

Antoni Serra Ramoneda: “Quería tener una visión completa y detallada de las preferentes, no suministrada por organismo oficial alguno”

 El libro se presentó anoche en el espacio UNE de la Librería del BOE de Madrid. Intervinieron: Jaime Terceiro, catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas; Joan Carles Marset, director del Servicio de Publicaciones de la Universidad Autónoma de Barcelona; y el autor.



¿Por qué unos títulos que en los mercados de capitales de los países más avanzados circulan con toda normalidad en España son objeto de tanta prevención, cuando no de rechazo? Las preferentes y subordinadas tienen muy mala prensa en los medios financieros y tendrán que pasar años para que dejen de tenerla. La causa última es el mal uso que hicieron de ellas muchas entidades financieras, singularmente las cajas de ahorros, para fortalecer sus recursos propios aprovechando los acuerdos internacionales que les otorgaban dicha condición. El descalabro sufrido por miles de ahorradores fue considerable y aún hoy este escollo sigue sin resolverse.

P. Usted presidió Caixa Catalunya durante veinte años y en el prólogo reconoce que contribuyó a dar luz verde a estas emisiones que emitió esta entidad antes de 2005. ¿Cómo ha vivido lo ocurrido en nuestro país en estos últimos años?

R. Con desencanto e incredulidad.



P. ¿Qué le empujó a escribir este libro?
R. Tener una visión completa y detallada, no suministrada por organismo oficial alguno, sobre las emisiones de preferentes y subordinadas por las cajas españolas.



P. ¿Considera cumplido el objetivo que se planteó al escribirlo?

R. No del todo, pero razonablemente satisfecho.



P. ¿Cuáles son las principales aportaciones de estas páginas al conocimiento de lo que pasó?

R. Tener una relación completa de las emisiones efectuadas de estos dos tipos de títulos y sus orígenes.



P. ¿Quedan aspectos aún por explicar?

R. Sí, siempre se puede profundizar, especialmente en lo relativo a la explosión de emisiones en el año 2009.



P. ¿Cómo valora la gestión de esta crisis por parte de las entidades afectadas? ¿Cuáles han sido sus errores?

R. El error esencial es no haberse dado cuenta hacia 2006-2007 que el viento había rolado y que ya no soplaba de popa.



P. ¿Han existido aciertos?


R. El de alguna caja que supo resistir a la tentación de emitir estos tipos de títulos, incluso en tiempos de bonanza.



P. ¿Ha modificado esta crisis la relación de cajas y bancos con los clientes?

R. Durante bastante tiempo cualquier cliente, cual gato escaldado, rechazará cualquier título con cualquiera de las dos denominaciones



P. ¿Hay garantía de que algo similar no vuelva a ocurrir?

R. Durante bastantes años será difícil. Luego, la memoria es frágil.



P. ¿Cómo ha sido recibido su libro por parte de quienes ya lo han leído?

R. No lo sé. Supongo que, como en los toros, con división de opiniones.



El próximo 15 de junio, a las 19:00h, el autor ofrecerá una conferencia en el espacio UNE de la Librería Documenta de Barcelona (Calle Pau Claris, 144; metro/Renfe Paseo de Gracia).

Un nutrido panel de expertos reflexionó sobre “Ecosistema, proyección e impacto del libro académico”


Imágenes de las VII Jornadas de libro electrónico, organizadas por la UNE y Editorial CSIC.

Cerca de un centenar de editores universitarios han participado en las VII Jornadas sobre libro electrónico que, organizadas por la UNE y Editorial CSIC, se han celebrado los días 1 y 2 de junio en Madrid, bajo el título “Ecosistema, proyección e impacto del libro académico”.

José Ramón Urquijo Goitia, vicepresidente de Organización y Relaciones Institucionales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Ana Isabel González, presidenta de la Unión de Editoriales Universitarias y directora de Publicaciones de la Universidad de Oviedo, y María Isabel Cabrera, directora de las jornadas y directora de la Editorial Universidad de Granada, inauguraron esta cita que por séptimo año consecutivo se convocó en el marco de la Feria del Libro de Madrid.

El editor digital y escritor José Antonio Millán fue el encargado de ilustrar a los asistentes sobre el actual ecosistema del libro académico con la conferencia “El libro: remanso de orden en el océano de datos”, un sugerente título que le permitió explicar, a partir del concepto de “libro aumentado”, las posibilidades y ventajas que las obras mixtas (edición en papel y digital) ofrecen para proporcionar al lector una mayor facilidad de acceso a la información, incrementar la visibilidad de la obra y realizar la ordenación intelectual de la información, más allá de las páginas del libro.

Una mesa redonda con un nutrido panel de expertos, debatió sobre el segundo objetivo que pretendía esta cita: valoración de la edición académica. José Arnáez Vadillo, director de La Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), y Álvaro Gutiérrez Berlinches, director de la División de Evaluación de Profesorado de la misma, junto con los investigadores Emilio Delgado López Cózar (EC3 Universidad de Granada), Elea Giménez (Ília-CSIC), José Antonio Cordón (Observatorio de Bibliometria y de Información Científica de la Universidad de Salamanca) y Maria Milagros Cahue (Web of Science Europe Editor, Clarivate Analytic), aportaron su experiencia sobre los efectos que los índices de impacto y rankings están produciendo en la ciencia española.

El director de la ANECA se refirió durante su intervención a la contribución que el sello de Calidad en Edición Académica, impulsado por la UNE y avalado por la propia ANECA y FECYT, podría tener en una mayor valoración del libro académico como producto científico. Ana Isabel González, presidenta de la UNE y responsable de área de Calidad, fue la encargada de moderar este debate.

Dos mesas redondas abordaron el tercer objetivo de estas jornadas: la proyección del libro universitario. En la primera de ellas participaron los directores de las principales ferias del libro de España y América latina. Manuel Gil Espín (Madrid), Marisol Schulz (Guadalajara), José Carlos Alvariño (Lima), Sandra Pulido (Bogotá), Oche Califa (Buenos Aires) y Marianne Ponsford (directora del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe) hablaron sobre la oportunidad de estas citas internacionales para la difusión de las obras académicas. Un encuentro especialmente celebrado por los asistentes que estuvo moderado por Lluís Pastor, director general de Oberta UOC Publishing y delegado para Relaciones Institucionales en la Junta Directiva de la UNE.

En la segunda se abordó otro aspecto de la proyección del libro científico: “Acceso abierto amenaza u oportunidad para los editores universitarios”.
 A disipar las dudas que plantea esta disyuntiva contribuyeron las intervenciones de Ernest Abadal autor del libro “La edición universitaria en el contexto de la ciencia”; Remedios Pérez, directora de publicaciones de la Universidad Politécnica de Valencia y responsable del área de Acceso abierto de la Junta Directiva de la UNE; y María Isabel Casal Reyes, secretaria ejecutiva de REBIUN y directora de la biblioteca de la Universidade de Santiago de Compostela. Tendencias del modelo de acceso abierto, ventajas que ofrece para el autor y editor y modelos de negocio fueron algunos de los elementos sobre los que se reflexionó en este panel que estuvo moderado por Juan Luis Blanco Valdés, director de Publicaciones de la Universidad de Santiago de Compostela.

Las jornadas se complementaron el día 2 de junio con un taller práctico especializado sobre programas de gestión editorial.



Pie de foto: Imágenes de las VII Jornadas de libro electrónico, organizadas por la UNE y Editorial CSIC.



miércoles, 31 de mayo de 2017

Los directores de las principales ferias del libro de España y América latina, en las VII jornadas sobre libro electrónico

  • José Antonio Millán pronunciará la conferencia inaugural que llevará por título “El libro: remanso de orden en el océano de datos”
  • El director de la ANECA, José Arnáez Vadillo, participará en la mesa redonda “La edición académica a examen: índices de impacto, rankings y agencias de evaluación”
Los directores de las ferias de Guadalajara, Argentina, Lima, Bogotá y Madrid, junto con la directora del Centro Regional para el Fomento del Libro en América latina y el Caribe, participarán el próximo 1 de junio en una mesa redonda en la que analizarán la presencia del libro académico en estas citas internacionales.

Este es uno de los debates organizados por la UNE en las VII Jornadas sobre libro electrónico que bajo el título “Ecosistema, proyección e impacto del libro académico” se celebrarán en el Instituto de Química-Física Rocasolano del CSIC los próximos 1 y 2 de junio. En las otras dos mesas redondas que completan el programa se busca seguir avanzando en la reflexión sobre cuestiones que vienen siendo objeto de análisis en las últimas citas de la UNE: acceso abierto, por un lado; e índices de impacto, rankings y agencias de evaluación, por otro. El director de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), José Arnáez Vadillo, ha confirmado su participación en esta última.

El editor digital y escritor José Antonio Millán será el encargado de pronunciar la conferencia inaugural de esta séptima edición de la jornadas. “El libro: remanso de orden en el océano de datos” es el sugerente título de su intervención.

Las jornadas, que este año celebran su séptima edición en el marco de la Feria del Libro de Madrid, se complementarán el día 2 de junio con un taller práctico especializado sobre programas de gestión editorial.



“Existe relación entre un sistema político con más libertades y el incremento de la violencia machista en su forma más brutal”

 El libro se presentó anoche en el espacio UNE de la Librería del BOE de Madrid. Intervinieron: la catedrática María Dolores Ramos, directora de la colección Atenea; Teresa Vera Balanza, subdirectora de la misma; Rosario Moreno-Torres Sánchez, directora de UMA Editorial; y la autora.


Esta obra estudia la relación entre mujeres y violencias durante la Dictadura de Primo de Rivera y la Segunda República, una etapa en la que se dieron una serie de transformaciones políticas, sociales y culturales que nos permiten reflexionar sobre su impacto en el ejercicio de la violencia machista y también en la acción de las mujeres como perpetradoras de violencia tanto criminal como política.


P. ¿Cuáles fueron esas transformaciones?

R. La Segunda República desarrolló unas políticas de género que sancionaron la igualdad jurídica y política entre mujeres y hombres a través de algunas medidas como el matrimonio civil, el divorcio, la despenalización del adulterio, la igualdad entre la descendencia habida dentro o fuera del matrimonio, la no discriminación en cargos públicos por razón de sexo y el sufragio universal. En el plano sociocultural, se consolidaron los nuevos modelos de masculinidad y feminidad que habían surgido en la década anterior, que impulsaron nuevos modelos de relación entre los sexos y una nueva consideración social de las mujeres.


P. ¿De qué modo se manifestó esa influencia en la violencia machista?
R. Después de la investigación se puede concluir que las transformaciones en el plano político con respecto a los derechos de las mujeres no variaron en gran medida los móviles por los que se producían crímenes con motivación de género o con una base de violencia machista. Sin embargo, sí que se observa que en la Segunda República hay más casos en los que un hombre mata a una mujer con la que mantiene una relación sentimental después de que ésta haya interpuesto una demanda de divorcio o haya comunicado su deseo de hacerlo. En este sentido, pienso que las medidas impulsadas por el gobierno republicano proporcionaron a las mujeres nuevos mecanismos para avanzar en su libertad e independencia.


P. ¿Y en la violencia perpetrada por mujeres?

R. Los estereotipos de género jugaron un importante papel en la forma en la que se percibía y juzgaba la violencia ejercida por mujeres. Estos valores y la relación establecida tradicionalmente entre masculinidad y violencia hicieron que la violencia femenina fuera invisibilizada o negada sistemáticamente. En su lugar, se construyeron una serie de mitos y figuras sobre las mujeres criminales que permitían no comprometer la estabilidad del arquetipo pacífico de mujer. Estas representaciones se basaban en una visión de las mujeres violentas como “no mujeres” o mujeres desviadas, que habían sufrido una alteración de alguna de las funciones femeninas: estas mujeres cometían los crímenes por algún asunto relacionado con la maternidad, con una sexualidad desmedida o con alguna enfermedad mental. Sólo así se explicaba que una mujer cometiera algún tipo de violencia, ya que según estos discursos era un ser incapaz biológicamente de ejercerla.


P. En regímenes de mayor libertad como la Segunda República o nuestra democracia, la violencia de género ¿es más numerosa o simplemente es más visible?

R. No podemos afirmar con seguridad si la violencia de género se incrementa, en todas sus variables en regímenes de más libertad, ya que carecemos de datos cuantitativos para otras épocas que nos permitan hacer una comparación con respecto a regímenes no democráticos. Sin embargo, el hecho de que el móvil de muchas agresiones sexistas se base en la decisión de las mujeres a ejercer sus derechos – como el divorcio – hace pensar que sí existe una relación entre un sistema político con más libertades y el incremento de la violencia machista en su forma más brutal. Por ello, pienso que las acciones de violencia directa que tienen como objetivo la muerte de la víctima son más numerosas cuando las mujeres se rebelan contra las estructuras de dominación en un contexto más favorable a su autonomía, formación y movilización.


P. ¿Qué separa y que une el periodo actual del que usted ha estudiado en cuanto a la violencia de género?

R. En el periodo estudiado la violencia de género no existía como tal. No había una conceptualización de este tipo de violencia y por lo tanto, no se percibía como un problema social. La mayoría de casos de violencia de género se mantenía en un plano de invisibilidad, siendo sólo descubiertos los hechos más brutales. Esta circunstancia obedecía a que no existía una sensibilidad social que hiciera reconocer la violencia de género como un problema público que afectaba a toda la sociedad. En la actualidad, hemos avanzado mucho en ese sentido. Hay un reconocimiento público de este tipo de violencia y se han desarrollado medidas legislativas y políticas específicas para luchar contra ella. Sin embargo, aún nos queda mucho por hacer, ya que siguen perviviendo modelos culturales de género basados en concepciones tradicionales que lastran el avance de la igualdad.


P. Dice usted que la pervivencia de arquetipos (hombre violento-mujer pacífica / hombre activo-mujer pasiva) dificulta el estudio de la violencia de género ¿Por qué?

R. La pervivencia de estos arquetipos en nuestra cultura hace que sea muy difícil realizar un análisis matizado sobre la violencia, ya que presenta a las mujeres en los extremos, es decir, o como víctimas indefensas debido a su supuesto carácter dócil y sumiso o como ejecutoras implacables por su pretendida naturaleza pasional e irracional. Al mismo tiempo, define a los hombres como violentos por naturaleza. Estas visiones son lugares comunes que vacían de contenido las experiencias de mujeres y hombres, y los privan de capacidad de agencia como sujetos históricos.


P. Usted ha estudiado a fondo los distintos niveles desde los que se origina la violencia de género. En el momento actual, cuáles diría que son los que más están influyendo en este problema social, en nuestro país. ¿Y fuera de él, en los conflictos internacionales (desplazados, guerras, terrorismo…)?

R. Todos los niveles son importantes y se sustentan entre ellos. Sin embargo, en la base siempre encontramos los factores culturales. Las ideas compartidas por una comunidad con respecto a su sociedad, las imágenes culturales, son las estructuras más difíciles de transformar y más resistentes a los cambios. Los estereotipos de género perviven en nuestra cultura y esto hace que sigan perviviendo actos de violencia contra personas que no se adaptan a los modelos de género tradicionales. Por ello, tanto en nuestro país, como en los conflictos internacionales, las mujeres y los hombres que no se adaptan a las normas (homosexuales, transexuales, etc.) siguen siendo más vulnerables a este tipo de violencia.


P. No todos los expertos coinciden en cómo hay que denominar a la violencia de género. ¿Cuál es su opinión? ¿En qué medida la denominación contribuye a la solución del problema?

R. Es importante definir los conceptos con los que se explican los problemas. Si identificamos el término “género” con el término “mujeres” estamos diciendo que la violencia de género se reduce a la violencia contra las mujeres. Pero si entendemos el género como un concepto cultural que abarca distintos modelos de feminidad y masculinidad, el espectro que abarca la violencia de género se amplía y da cabida a todas las personas que sufren violencia por no seguir los modelos de género marcados por las normas sociales como correctos o aceptables. Por eso es importante definir y conceptualizar. Como decía la filósofa Celia Amorós, “conceptualizar es politizar”. Si no se conceptualiza bien un problema, no se puede crear conciencia social y política sobre él y, por lo tanto, es más difícil luchar contra él.


P. ¿La violencia tiene género?

R. Las mujeres son capaces de ejercer violencia igual que los hombres, y existen mujeres violentas de la misma manera que existen hombres violentos. La potencialidad para la violencia no viene determinada por el sexo, aunque los relatos culturales sobre el género nos induzcan a pensar que es así. Por lo tanto, podemos decir que la violencia no tiene sexo, pero sí tiene género, porque, aunque biológicamente no exista un sexo más violento que el otro, culturalmente se ha asociado la violencia con el género masculino.

martes, 30 de mayo de 2017

La Universidad de Murcia presenta el libro “De re Raimundo. La cocina de la Región de Murcia”


La obra, accesible tanto para los iniciados en el mundo de la gastronomía como para aquéllos que por primera vez se aproximan a este arte de transformar los alimentos, centra su atención en los conceptos clave que han determinado el recorrido gastronómico de Raimundo, que en gran medida son los de la Región de Murcia. Estos principios son explorados desde la intimidad para penetrar en las raíces que justifican las ideas y la variedad de planteamientos que han animado su vida personal y profesional. Al mismo tiempo se pasa revista a los hitos más importantes que enmarcan la gestación y puesta en pie del proyecto Rincón de Pepe, desde sus inicios.

La relevancia de las aportaciones se ilustra con un recetario amplio, que cubre todas las etapas de su vida: distintos momentos, diferentes enfoques, reconocimiento a amigos y conocidos, consideración de aportaciones culinarias sin importar la procedencia. La recopilación da cuenta de su búsqueda incansable por pueblos y hogares a lo ancho y largo de la Región de Murcia para identificar lo que formaba parte del acervo cultural gastronómico de una región que carecía de biografía culinaria. Pero como la tenía, la descubrió, la puso en pie y la concretó a lo largo de su vida. Todas estas recetas se han recogido con el detalle suficiente como para poder reproducirlas una a una en todos sus extremos. El chef no oculta sus preferencias en esta obra y, de este modo, recomienda con sus “Dice Raimundo” las oportunas salvedades a advertir, cuando el lector se atreva a la aventura genial de concretar materialmente cualquiera de sus propuestas.

Raimundo González Frutos (Puente Tocinos, 1925) fue nombrado doctor honoris causa el pasado 10 de mayo por la Universidad de Murcia. Comenzó desde muy pequeño en la cocina. Su bisabuelo era dueño de la Posada del Comercio en Murcia, ubicada en lo que hoy es la Plaza de Europa. Su bisabuela era una gran cocinera, casi de la época de las diligencias, al igual que su abuela y su madre posteriormente. Morros, manos de ternera y callos, eran los favoritos. Entre las profesiones de sus progenitores, agricultor uno y hotelera la otra, se inclinó por la segunda, por la cocina. Sus abuelos, tras el matrimonio, abren La Huertanica, dejando la Posada y configurando una casa de comidas en la calle Montijo. Lo regentaron hasta 1935, en que se jubilaron y pasó el negocio familiar a su madre. Él no había cumplido la primera década. Colegio y fogones se reparten en su tiempo y dedicación. Comienza su querencia por la cocina. En el año 1938, sus padres tienen que cerrar La Huertanica y trasladarse a la huerta, obligados por las consecuencias de la guerra civil. Una vez que finaliza la contienda, Raimundo se traslada a Murcia para vivir con sus tíos, Aurelia y Pepe, ayudándoles en un negocio de venta de vinos a granel y a domicilio. En el año 1941 lo envían al Hotel Le Parc, de Vichy, en Francia, para que aprendiera lo que entonces se denominaba cocina internacional, que se contraponía, claramente, con la autóctona. En 1947 volvió al Rincón, fundado por su tío en 1925. Su tía Aurelia, cocinera como su hermana y madre de Raimundo, Josefa, comienza a confeccionar algunas tapas que se servían en latas de conservas reutilizadas, para acompañar el vino. Representa el nacimiento del restaurante más caracterizado de nuestra Región y emblema de su gastronomía, construida desde la individualidad de las producciones de las amas de casa de la Región. Solo un alarde de audacia, como el exhibido por Raimundo, podría ser capaz de poner en pie una obra de tal envergadura. La década de los cuarenta vio nacer en Murcia uno de los pilares gastronómicos de este país.

El libro se presentará el lunes 5 de junio, a las 17:30h, en el espacio UNE de la Librería del BOE de Madrid (C/ Trafalgar, 27; metro Quevedo). Intervendrán: el chef Raimundo González; Alberto Requena, autor y coordinador del libro y vicepresidente de la Academia de Gastronomía de la Región de Murcia; y Carmen Sánchez Manzanares, coordinadora del Servicio de Publicaciones de la Universidad de Murcia.
Ver reportaje en la revista Campus Digital